La Compostela, la Fisterrana y la Muxiana

Para los más curiosos y amantes del Camino de Santiago os hemos querido traer al blog del peregrino las diferencias entre: La Compostela, La muxiana y la Fisterrana. Estas dos últimas son bastante desconocidas a diferencia de la ya tradicional Compostela.


La Compostela


Es el documento que se expide, desde hace siglos, al peregrino que ha realizado el Camino de Santiago, por motivos religiosos o de fe. En la actualidad, ha de acreditarse haber andado, al menos los últimos 100 Kms, hasta Santiago de Compostela, o los últimos 200 Kms, si se ha hecho en bicicleta. Se expide en la Oficina del Peregrino, sita en la Rua das Carretas, 33 junto a la Catedral, previa presentación de la Credencial de Peregrino.

En cada etapa la deberán sellar, en las diferentes casillas dispuestas al efecto, al menos en dos por día (como mínimo al principio y al final de cada etapa). El sellado lo podrán realizar en los múltiples establecimientos que encontrarán en la ruta: iglesias, tiendas, restaurantes, ayuntamientos, hoteles, etc.

Te invitamos a que leas nuestro artículo sobre cómo es  la llegada del peregrino a Santiago de Compostela.



Ponemos rumbo al Camino de Santiago a Finisterre y Muxia, lo que un día fue el "Fin de la tierra conocida"; donde nos obsequiarán con "La Fisterrana" y " La Muxiana"


La Fisterrana


Es el documento que se obtiene en el Albergue de Fisterra, acreditando que se ha llegado al "fin del mundo". La pueden solicitar aquellos peregrinos que realicen el tramo Santiago de Compostela-Finisterre. No existe una credencial del peregrino propia, por lo que se usa la misma que para obtener La Compostela, siendo el funcionamiento de los sellos igual.

Su origen viene de 1.997, cuando el Ayuntamiento de Fisterra creo un documento acreditativo para los peregrinos que hacían el recorrido del Camino a Finisterre con origen en Santiago de Compostela y se acercaban al fin del mundo.


La Muxiana


Para aquellos que viajen hasta esta otra localidad de la Costa da Morte. En Muxía, según la leyenda, arribó la Virgen en una barca para infundir ánimos a Santiago cuando predicaba en Hispania. En esta localidad nos encontramos el Santuario de Santa María de la Barca.

La Compostela es otorgada por el Cabildo de la Catedral, a diferencia de La Fsiterrana y la Muxiana que son selladas por la alcaldía de Finisterre y Muxia. La excepción a la regla, es caminar de Finisterre a Santiago "al revés" en cuyo caso y caminando al menos 100 Kms (pasando por Fisterra y Muxia) se podría optar a La Compostela.

Si antes hemos visto la llegada a Santiago, veamos que solían hacer "los antiguos peregrinos" al llegar a Fisterra:



Tradición Fisterrana

Se realizaban tres ritos de purificación, muerte y resurrección.


 1º.- BAÑARSE 

Purificación del cuerpo. Se hace en la playa da Langosteira, dos kilómetros antes de entrar en el pueblo. El peregrino se quitaba así el polvo de toda su ruta y limpio comenzaba su cuenta atrás para alcanzar ese final del camino tan duro y a la vez importante para todo peregrino.


 2º.- QUEMAR LA ROPA 

Por medio de este rito, el peregrino se deshace de todo lo material y con el fuego intenta quemar todo aquello de lo que se quiere deshacer y que no le beneficiará para comenzar una nueva vida.


 3º.- VER LA PUESTA DE SOL

Muerte y Resurrección, la muerte del sol en el mar y la resurrección al otro día, como la resurrección del peregrino en el día a día de su caminar

Fisterra fue en antaño "el fin del mundo y la tierra conocida", un rincón apartado al que todos anhelaban llegar para contemplar el atardecer y perder la vista en la lejanía del océano.


Si no haces el Camino de Santiago a pie desde Santiago de Compostela, puedes tomar como base Santiago de Compostela, y contratar una excursión organizada de un día por Finisterre, Muxia y Costa da Morte.  Todo un placer para los sentidos.