El Camino Primitivo es la ruta de peregrinación más antigua de las que llegan hasta Santiago de Compostela.

Ruta milenaria recorrida por Alfonso II El Casto cuando quiso ir a Santiago a reconocer los restos del Apóstol.

El trayecto completo une Oviedo hasta Lugo y finalmente acaba en Santiago de Compostela. En la localidad de Melide nos uniríamos con los peregrinos procedentes del Camino Francés.