Gastronomía en el Camino de Santiago Francés

Como peregrino en el Camino de Santiago Francés, no solo disfrutarás de su espectaculares paisajes, y de sus entrañables gentes; sino también de su tan afamada gastronomía que hará de nuestro viaje una experiencia de lo más completa posible en todos los sentidos.

La comida/Cena será un lugar para conseguir mayor fraternización y acercamiento con otros peregrinos. Esta reunión de gentes te ayudará a conocer mejor lo que a la larga será “El verdadero significado del Camino de Santiago”

En primer lugar os damos a conocer una pequeña pincelada de la oferta gastronómica de las principales ciudades por las que pasaréis sin realizáis el Camino de Santiago desde Roncesvalles hasta Logroño:

Pamplona

Esta bella ciudad no solo es mundialmente conocida por sus Fiestas de San Fermin, su variada oferta gastronómica nos ayudará a reponer fuerzas tras nuestra caminata. La cultura del Tapeo y de sus Pintxos en la Calle Estafeta o en la Plaza del Castillo son un imprescindible para todos los que la visiten. No en vano tanto Euskadi como Navarra representan el Top español de la alta cocina.

Estella

Pasamos de la barra de los bares Pamplonicas a la mesa de Estella. Los platos más conocidos de la zona son:

El gorrín asado es el plato típico. La ensalada será la mejor compañía para la sabrosa carne, todo ellos regado de buenos tintos o claros de la región.

Como postre Queso de Urbasa – Andia. Y para facilitar la digestión una Copa de pacharán (anís con garañones o endrinas)

Un plato para los fríos días de invierno son los “Clavetes” o alubias rojas acompañadas con tocino. Y es en esta estación cuando se recolecta la rica, pero costosa Trufa negra.

En Primavera se recomiendan los espárragos frescos o la menestra de verduras, acompañada de alcachofas entre otras verduras de temporada.

Por otro lado cualquier época del año es buena para comer sus Pimientos del piquillo, rellenos de carne o pescado, solos como acompañamiento de carnes o bien en ensalada como entrante. Revueltos de setas de finales de Septiembre a finales noviembre. También el Cordero al Chilindrón, el “Ajoarriero” y las Alubias pochas.

El siguiente  tramo del Camino de Santiago donde nos centraremos es el que discurre entre las ciudades de Logroño a Burgos, siendo el inicio y final de etapa los puntos gastronómicos de mayor atracción culinaria:

 Logroño

Ya en tierras Riojanas volvemos al mundo de las Tapas y Pinchos que se concentran principalmente en los bares de la Calle Laurel y San Juan. No nos podemos decantar por ningún pincho o tapa en concreto, ya que cada Bar tiene su especialidad, lo que representa una buena excusa para hacer efectiva la frase “Nos vamos de Pinchos”. Pero no nos olvidemos, y menos en La Rioja, que no hay una buena comida sin un Buen Vino Riojano. Múltiples Bódegas tienen su centro de operaciones en Logroño, donde destacamos Las Bodegas del Marqués de Murrieta.

De Burgos a León no olvidemos dejar un poco de hueco para Asados de Cordero, cecina, chorizos…

Burgos

En esta ciudad burgalesa la gastronomía se concentra alrededor de un plato “Asado de cordero lechal”. Sin olvidarnos de su famosa morcilla de arroz, de su quesos: fresco, curado de oveja que dan a conocer esta magnífica tierra. La olla podrida elaborada con las alubias rojas de Ibeas también son un delicioso manjar en cualquier épica del año. Todos estos productos regado de un buen vino denominación de origen del Duero será el broche final.

 

Proseguimos nuestro gastronómico y nos adentramos en el páramo Leonés centrandonos principalmente en su capital, tramo del Camino que discurre de León a O Cebreiro:

León

Llegamos a León de la mano de ser La Capital Española de la Gastronomía 2018, que mejor excusa para hacer un alto en nuestro camino hasta Santiago de Compostela. No en vano es la provincia cuenta con más cantidad de alimentos protegidos de todo el territorio nacional.

Los Barrios “Húmedo” y el “Romántico” se disputan los mejores bares de tapen de la ciudad.

La reina de los ríos leoneses es la trucha, y sus mil variedades de preparaciones la convierten el plata rey de la gastronomía leonesa.

Los embutidos típicos son la cecina, el chorizo y la morcilla, y respecto a las carnes de ganado, nada mejor que un estofado de ternera, vaca, buey o un lechazo al horno. La caza esta representada por la carne de corzo, jabalí, liebre y codorniz o perdiz.

La repostería leonesa se compone de exquisitos manjares: “los nicanores”, “los imperiales”, las frutas almibaradas y las mantecadas. Destacar también los excelentes Vinos del Bierzo, Valdevimbre y Los Oteros.

Y ya en nuestra renta final hacia La Catedral de Santiago de Compostela, el Queso y el pulpo serán los principales manjares que podremos degustar en el tramo de Los últimos 100 kms del Camino Francés desde Sarria a Santiago:

Arzúa

Destaca fundamentalmente por su famoso “Queso Tetilla”, y que es uno de los quesos gallegos con más fama internacional. Tienen denominación de origen protegida. De olor y sabor suave, a la vez de cremoso que lo convierte en un buen acompañamiento en cualquier momento. Esto es lo que lo suele hacer apto para cualquier paladar. En rodajas o fundido harán las delicias del que lo pruebe. Soria cónica, cóncava-convexa lo hacen inconfundible a la vista. Queixerías Bama es una de las más conocidas por la calidad de su producto.

Melide

Famosa y conocida por su famoso pulpo, que no puedes pasar de largo sin degustarlo en cualquier de sus afamadas pulperías.

Santiago de Compostela

Como broche final nos podemos dirigir al Casco antiguo de la ciudad de Santiago de Compostela, fin de nuestro Camino de Santiago Francés. De tapeo o sentados a la mesa la oferta gastronómica de bares y restaurantes darán al peregrino la guinda final a esta milenaria ruta de peregrinación!