El Camino Francés tiene un trazado total de 790 kilómetros, y la entrada en España se realiza a través de la localidad de Roncesvalles, finalizando la ruta en la Catedral de Santiago de Compostela.

Fue considerado la “Calle Mayor de Europa” y se afirma que Europa se “forjó” a lo largo del mismo, motivado por la diversidad cultural, social y artística que aportaron los peregrinos de todos los rincones de Europa que peregrinaban a Santiago de Compostela.

Desde entonces, miles de caminantes inician cada año el Camino de Santiago Francés, impulsados por la fe, en algunos casos, o por la cultura, gastronomía y el deporte entre otros, habiendo tantos motivos para realizarlo, como personas lo emprenden.

Este Camino es sin lugar a dudas el más popular, El de mayor tradición jacobea y de más afluencia de peregrinos de todas las nacionalidades. Le sigue en importancia y volumen de peregrinos el Camino Portugués.