Colegiata de San Isidoro

colegiata-san-isidoro-leon

La Real Colegiata de San Isidoro de León es uno de los conjuntos románicos más importantes del Mundo, estando los “frescos” de su Panteón Real considerados como la “Capilla Sixtina del Románico”, dada la extraordinaria belleza y conservación de sus pinturas. En el mismo, se encuentran enterrados 11 reyes, 12 reinas, así como Infantes y numerosos nobles.

ORÍGENES DE LA COLEGIATA DE SAN ISIDORO DE LEÓN Y DE SU CAPILLA SIXTINA

Sus orígenes datan de finales del Siglo IX y principios del Siglo X, en tiempos del rey Alfonso V, a partir de una primigenia construcción y posterior reunificación, como panteón real, de los monasterios de San Juan Bautista y San Pelayo.

En el Siglo XI, el Rey Fernando I de León y su esposa doña Sancha, eligieron este conjunto para unificar los diversos Panteones reales que existían, de esta decisión surgió la, anteriormente citada, “Capilla Sixtina”

RELIQUIAS DE SAN ISIDORO

Para dar relevancia e importancia a esta nueva construcción, exigieron al rey Al – Mutadid los restos del cuerpo de Santa Justa pero, al no conseguirlo, en su lugar, entregó los reliquias de San Isidoro, de ahí el nombre de la actual Colegiata de San Isidoro, 

El traslado se realizó, a través de la Vía de la Plata, desde Sevilla, llegando a León el 22 de diciembre del año 1063.

San Isidoro, mártir cristiano – Doctor de la Iglesia y de las Españas – se le considera “pedagogo de Europa” y entre su numerosas obras se encuentra la famosa “ Etimologias”

ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS

La Iglesia/Colegiata románica, consta de tres naves, crucero saliente y cabecera de tres ábsides que perdió el central a finales de la Edad Media para convertirlo en gótico, según los criterios que entonces marcaba la influencia generada por el Camino de Santiago.

PUERTAS DE ENTRADA: PUERTA DEL CORDERO Y PUERTA DEL PERDÓN

La Puerta del Cordero, constituye el principal acceso a la basílica y se localiza en la parte meridional de la iglesia; en ella, a ambos lados, podemos observar las esculturas de San Isidoro y San Pelayo y, en su parte superior, figuran signos zodiacales, así como referencias a diferentes pecados. La zona central muestra escenas del sacrificio de Isaac y, en su parte superior, un medallón con “el Cordero De Dios”, sujetado por dos ángeles.

Colegiata-san-isidoro-panteon

La Puerta del Perdón, atribuida al Maestro Esteban, se construyó con posterioridad a la Puerta del Cordero, su nombre lo determina la prerrogativa de la perdonanza de los pecados, a todos los peregrinos que realizan alguno de los itinerarios del Camino De Santiago, en años Jacobeos y realizan su entrada a la basílica por la misma. Contiene en su parte central, tres escenas de la muerte, resurrección y Ascensión de Jesucristo. A ambos lados de la puerta se encuentran las figuras de San Pedro y San Pablo.

TORRE DEL GALLO

Construida en el Siglo XII (año de consolidación de la historia del Camino de Santiago), formaba parte de la muralla románica. Como colofón de la torre se encuentra una veleta con una réplica de su “famoso gallo”. El original, realizado en cobre plomado recubierto de oro, se encuentra en el Museo de la Colegiata, se cree que data de finales de los Siglos VI o VII.

PANTEÓN REAL

Además de las tumbas reales, podemos destacar los capiteles, entre los que se encuentran los que representan el sacrificio de Abraham, la burra de Balaam, la resurrección de Lázaro y la curación del leproso, como piezas más importantes del conjunto.

Como hemos citado anteriormente, la joya de la Colegiata de San Isidoro es el Panteón Real, con sus frescos (pinturas realizadas al temple, sobre una base de estuco), realizados en los Siglos XI-XII, que destacan por su espectacular conservación. Fueron encargados, muy probablemente, por Doña Urraca, hija de los Reyes Fernando y Doña Sancha. 

Se inician las pinturas, con una amplia representación cronológica de los hechos más importantes del Cristianismo como la Anunciación los Pastores y finalizan con la Crucifixión de Jesucristo. De todas las escenas representadas, vamos a destacar el Cristo en Majestad y el calendario agrícola, en el que cada mes es representado simbólicamente por la actividad agrícola o ganadera que se desarrolla prioritariamente en ese periodo y el Apocalipsis de San Juan, situado en la bóveda central, así como la escena de la última Cena. Indicar que para facilitar el entendimiento de todas las escenas, figuraban inscripciones en las mismas.

gallo-colegiata-san-isidoro

 

MUSEO DE LA CATEDRAL DE LA COLEGIATA DE SAN ISIDORO 

Nos encontramos con las siguientes piezas de enorme valor artístico y cultural:

CALIZ DE DOÑA URRACA

Pieza de Onix (ágata) – datadas en el Siglo I d.c- así como piedras preciosas y oro, donadas por Doña Urraca, quedando constancia de ello en la inscripción que figura en la misma: “In Nomine Domini Urraca Fredinandi” (en nombre del Señor, Urraca hija de Fernando)

ARQUETA DE MARFILES

Construida en madera, en el año 1059, por mandato de los Reyes Fernando I y doña Sancha, para guardar las reliquias de San Juan y San Pelayo. Decorada con piezas de marfil, que nos muestra los doce apóstoles, como figuras más representativas.

ARQUETA DE LOS ESMALTES

Construida en madera y repujada con láminas de cobre, a mediados del Siglo XII en la ciudad de Limoges, con representaciones de los Apóstoles, la Crucifixión y el Tetramorfos.

ARQUETA DE SAN ISIDORO

Realizada con el fin de trasladar, desde Sevilla, las reliquias de San Isidoro en el año 1063. Arqueta de madera revestida de plata dorada y repujada, con escenas del Génesis. El interior está cubierto por lujosas sedas árabes.

Cabe destacar por la enorme importancia que supuso para la ciudad de León y, por consiguiente para la Colegiata de San Isidoro, la decisión de Fernando II, en el Siglo XII, de modificar el itinerario que, hasta entonces, realizaban los peregrinos que se dirigían a la tumba del Apóstol Santiago, desviándose por León, entre otros motivos por encontrase allí su Corte. Los peregrinos que pasen por León en el Camino Francés con inicio en Roncesvalles, o bien que directamente comiencen peregrinación del Camino de Santiago desde León, no pueden dejar de visitar esta joya del románico, así como su maravillosa Catedral gótica.