El Camino Francés

30 de enero, 2012
280

Itinerario del Camino Francés

Quedó fijado en el Siglo XI, gracias al empeño de Sancho III el Mayor, Sancho Ramírez de Navarra y Aragón, Alfonso VI y otros Reyes de Castilla, León y Galicia.

El Camino de Santiago entra por el Norte de la Península (Pirineos), a través de cuatro rutas procedentes de Francia: la vía Tolosana (parte de Arlés), la vía Podianense (inicio en Le Puy), la vía Limusina (con origen en Vezelay y escala en Limoges) y la Via Turonense (desde París y con escala en Tours).

Tres de estas rutas: París-Tours, Vézelay-Limoges, Le Puy-Conques cruzan los Pirineos por Roncesvalles, definiendo el Camino Navarro. La cuarta: Arlés-Toulouse lo hace por Somport y continúa hasta Jaca, lo que se conoce por el “Camino Aragonés”.

El itinerario francés, en su entrada por Roncesvalles, cruza Pamplona y se une con el Camino Aragonés en Puente la Reina (Navarra). Zona caracterizada por sus bosques de hayas y pinos, su olores a uva, así como sus amplias y densas llanuras, llegando hasta las montañas de robles y castaños gallegos.

En nuestro camino se alzan históricas y legendarias ciudades:

Estella/Lizarra donde las Reliquias de San Andrés merecen especial mención y parada obligatoria; Logroño, Nájera, con la famosa Colegiata de Santa María La Real; Burgos, núcleo de gran interés del Camino. Otras ciudades relevantes son: Santo Domingo de La Calzada, y Castrojeriz.

Una vez en zona Palentina, Frómista nos embelesará con su Iglesia románica de San Martín; Carrión de los Condes, con el espectacular Monasterio de San Zoilo y finalmente Sahagún con su viva historia cluniacense.

Llegamos a León de la mano del magnífico gótico de su Catedral y de los frescos románicos del Panteón Real de San Isidoro.

Camino hacia tierras Gallegas alcanzamos la ciudad de Astorga donde confluye el Camino francés con la Vía de la Plata y con la huella, aún presente de la presencia del paso en la Peninsula de los Romanos y del arte de Gaudí.

 

En Ponferrada, bastión templario, podremos visitar su imponente Castillo.

Si las fuerzas nos impiden continuar nuestra peregrinación, en Villafranca del Bierzo podremos solicitar la indulgencia y el Jubileo en la Iglesia de Santiago, ya que goza de ese privilegio desde antaño. Es conocida por la “pequeña Compostela”

Antes de nuestra llegada a Galicia entramos en el mágico Valle del Valcarce, donde se hallan los míticos Castillos de Sarracin y Autares.

La entrada a Galicia se realiza a través del puerto de montaña de O Cebreiro (cuna de leyendas), donde sus vistas nos cautivaran.

Desde las alturas nos quedan “sólo” 152 Kms hasta nuestra ansiada meta, Santiago de Compostela.