Señalización del Camino de Santiago

señalización del camino de santiago

La señalización del Camino de Santiago es específica, única y diferenciada dada la extensión “de los infinitos Caminos existentes”.

Recordemos que antiguamente en la historia del Camino de Santiago “El Camino” se iniciaba en la casa de cada peregrino sin una señalización determinada, más que las indicaciones de otros peregrinos que lo habían realizado anteriormente y de los lugareños de las diferentes localidades por las que caminaba.

SIGNIFICADO Y ORIGEN DE LA FLECHA AMARILLA ¿QUIÉN LA INVENTÓ?

El símbolo de la primera señalización del Camino de Santiago “oficial” de la peregrinación a Santiago de Compostela, extendida hasta nuestros días con carácter universal, es la “flecha amarilla”, indicativo de la dirección a seguir.

El origen de este símbolo data de los años 70, cuando el párroco de la Iglesia de Santa Maria do Cebreiro, sita en la aldea de O Cebreiro, en la provincia de Lugo, D. Elias Valiña, estudioso del Camino de Santiago y uno de los principales artífices del resurgimiento de las rutas del Camino de Santiago que, con buen criterio, pensó que lo primero que había que realizar, si se deseaba este resurgimiento, era ofrecer a todos los futuros peregrinos que venían de todas las partes del mundo, una buena, sencilla y eficaz señalización del mismo, de la que en su día carecía.

Camino Inglés

SÍMBOLO UNIVERSAL DEL CAMINO DE SANTIAGO

La Flecha amarilla, hoy considerada como símbolo universal del Camino de Santiago, fue esa fácil señalización y el color de la misma fue fruto de la casualidad y de la necesidad, así como de la economía.

Motivos que se explican porque próximo a O Cebreiro inicio de una de las etapas más importantes en el Camino Francés, unos obreros se encontraban realizando las obras de una carretera y la pintura que utilizaban para la señalización de las mismas era de color amarillo y que, al parecer, por lo que suponemos que el sobrante de esta pintura contribuyo a la señalización de la ruta, inicialmente en el Camino Francés desde Roncesvalles a Santiago de Compostela.

Tal fue el éxito de esta iniciativa que la flecha amarilla fue declarada, por el Consejo de Europa “emblema común del Camino de Santiago” para la señalización del mismo.

FARO A SANTIAGO

A lo largo de los años, esta señal se mantiene gracias a la impagable labor de las numerosas Asociaciones de Amigos del Camino de España, existente a lo largo de la geografía nacional y de muchos voluntarios de todas las nacionalidades y que sirve de “faro a Santiago” desde cualquier punto donde haya un peregrino.

A lo largo de todas las rutas, nos la encontraremos en cualquier lugar pintadas sobre señales metálicas, piedras, paredes, árboles, suelo, etc. guiando al peregrino.

Faro-Finisterre

VIERA O CONCHA DEL PEREGRINO

Después de la flecha, el símbolo universal más importante de señalización del Camino de Santiago es la “vieira o concha del peregrino”.

La vieira se asocia desde los inicios de la peregrinación a Santiago con el Camino, pues los peregrinos que lo finalizaban y llegaban a Finisterre recogían la concha, como símbolo y prueba que habían finalizado su peregrinaje. La viera a parte de usarse para la señalización, también es el símbolo y seña de identidad del peregrino.

POSICIÓN DE LA FLECHA O DE LA VIERA

La vieira, por sí sola, o junto con la flecha amarilla se puede apreciar en numerosos lugares (suelo, paredes, monolitos, etc), indicando el lugar a seguir en la ruta.

Tenemos que prestar atención a la señalización de la misma, pues dependiendo su posición, señalan una dirección o la contraria; en el caso de Galicia, hay que seguir la dirección que indican los “radios o nervios”, que están separados y en otros Caminos (Camino del Norte y Camino Primitivo, en Asturias), es al revés.

HITOS O MOJONES DEL CAMINO

Otro de los más numerosos medios de señalización del Camino de Santiago, son lo Hitos o mojones del Camino, pequeñas construcciones de hormigón o piedra que, bien con el fondo de una vieira de color amarillo sobre azulejo de color azul, y/o una flecha amarilla nos indica la dirección a seguir y, en muchos de ellos, la distancia que falta para llegar a Santiago de Compostela. Los encontraremos en todos los Caminos, aunque en Galicia es donde son más frecuentemente (cada 500 metros prácticamente)

Camino de Santiago desde A Guarda

Igualmente, dependiendo de las diferentes Comunidades Autónomas, ayuntamientos o Concellos, existen otras señales muy variopintas y diversas, sobre todo, en los trayectos urbanos.

Sea una señalización del Camino de Santiago u otra, lo más importante, es que ofrecen seguridad y tranquilidad a los cientos de miles de peregrinos que llegan todos los años a Santiago de Compostela, desde todas las partes del Mundo.